Científicos peruanos retiran cámaras trampa de Madre de Dios y se sorprenden al ver las imágenes

En junio de este año, un grupo de científicos ingresó al bosque tropical de la provincia de Tahuamanu, situada al extremo norte de la región de Madre de Dios, para instalar 72 estaciones de monitoreo. Cada una de ellas implementada con una cámara trampa y un grabador de audio. Esta tecnología, elegida como parte del método de trabajo, debía registrar la vida silvestre en la selva de Madre de Dios por un período de dos meses.

 

Como ojos vigilantes que se activan ante el menor movimiento, durante el día y la noche, estas 72 cámaras y grabadores de audio fueron guardando día tras día instantes que hoy forman parte de una investigación, que busca estudiar la biodiversidad presente en tres concesiones forestales de Tahuamanu, es decir, en espacios de aprovechamiento que cubren el 15 % de la Amazonía de esta región.

0